El feminismo excluyente. Una peligrosa paranoia.

El feminismo excluyente. Una peligrosa paranoia..

vía El feminismo excluyente. Una peligrosa paranoia..

Anuncios

Es un déspota todo aquel que cree que ser opositor al gobierno es ser un traidor a la patria

 

El presidente de Venezuela amenazo a los opositores de su país con utilizar las fuerzas armadas para defenderse.  Nicolas Maduro (Presidente de Venezuela)  "Es un despota todo aquel que cree que ser opositor al gobierno es ser un traidor a la patria"  Juan Bautista Alberdi

 

El presidente de Venezuela amenazo a los opositores de su país con utilizar las fuerzas armadas para defenderse.

Nicolas Maduro (Presidente de Venezuela)

“Es un despota todo aquel que cree que ser opositor al gobierno es ser un traidor a la patria”

Juan Bautista Alberdi

Denigran el concepto de Capitalísmo porque no pueden denigrar el concepto de liberal.

Denigran el concepto de Capitalísmo porque no pueden denigrar el concepto de liberal.

Os ruego que tengáis en cuenta que usar la palabra capitalismo es hacerle el juego a los marxistas. Es Preferible usar liberal o libre mercado. La palabra capitalista la invento Marx de manera insidiosa para generar una falsa conciencia de que los capitalistas son los ricos que explotan a los pobres. La gente piensa por capitalísta en un tío gordo y déspota con un puro en la boca que maltrata a sus empleados, los abusa y explota cuando hablas de capitalismo. Eso lo han conseguido pervirtiendo el uso de las palabras, algo que no consiguen con la palabra liberal y por eso se han inventado el engendro ese de Neoliberal y Neocon, porque no pueden denigrar el concepto de liberal.

Denigran el concepto de Capitalísmo porque no pueden denigrar el concepto de liberal.

Os ruego que tengáis en cuenta que usar la palabra capitalismo es hacerle el juego a los marxistas.

Es Preferible usar liberal o libre mercado. La palabra capitalista la invento Marx de manera insidiosa para generar una falsa conciencia de que los capitalistas son los ricos que explotan a los pobres.

La gente piensa por capitalísta en un tío gordo y déspota con un puro en la boca que maltrata a sus empleados, los abusa y explota cuando hablas de capitalismo.

Eso lo han conseguido pervirtiendo el uso de las palabras, algo que no consiguen con la palabra liberal y por eso se han inventado el engendro ese de Neoliberal y Neocon, porque no pueden denigrar el concepto de liberal.

Otro ejemplo es, el uso que se le da al concepto de “Radical” asociandolo a “Extremista”.

Radial es la definición que se les daba a los liberales antes de que en las cortes de Cadiz establecieramos el concepto de “Liberalismo”.

Viendo cualquier noticia veremos que Radical se asocia a todo lo malo que políticamente sucede en el mundo. Pero justamente se puede afirmar que es un sinonimo de liberal.

No os fieís mucho del wikipedia pero mas o menos lo define bien: http://es.wikipedia.org/wiki/Radicalismo

es.wikipedia.org

El radicalismo, ultraliberalismo o liberalismo radical es una corriente política del liberalismo que se opone al reformismo moderado y a las alianzas con los partidos conservadores, proponiendo las reformas inmediatas y la revolución social. Dentro de los grupos liberales, es un férreo opositor del…
Segun el rae: 3. adj. Partidario de reformas extremas, especialmente en sentido democrático.
cropped-toro-libertario-copia-redondo1.jpg
me-gusta-facebook-partido-libertario

Pincha aquí si te gusta lo que aquí exponemos                                                     Contactanos: partidolibertario1@gmail.com

Socialismo Vs Capitalismo | Paraiso Vs Infierno

mises-partido-libertario

Nos hartamos de oír incesantemente todas las virtudes que se auto atribuyen los Socialistas “de todos los partidos” como decía Hayec que si el estado del bienestar, que si la sanidad publica, que si la seguridad social, la sanidad y enseñanza pública, las pensiones basadas en el eufemístico concepto de la solidaridad  la igualdad y una incesante marea de virtudes y ventajas que dicen haber aportado a la sociedad moderna.

La realidad es bien diferente y muy matizable, ya que estas virtudes y bienestar donde mas han prosperado ha sido donde mas se ha estigmatizado por gozar de un mayor nivel de “capitalismo explotador” siendo lo público aun existente menos importante y ocupando un lugar secundario o de casi igualdad respecto a lo privado.

Es por ello que la medicina donde es de mas calidad es donde es privada, donde las pensiones no son necesariamente públicas son de mas calidad y justas en proporción a lo invertido, la enseñanza forma y educa a personas capaces de pensar de, por y para si mismas, “casi” ajenas a manipulaciones estatístas.

Habrá que plantearse porque los paraísos socialistas carecen de la justa capacidad de ejercer el comercio justo y libre siendo esta una actividad duramente restringida y casi criminalizable, propia de malvados explotadores dignas de aplicar la política del “Expropiese“. Y por ello es preferible convertir a las naciones en grandes cárceles o campos de concentración donde se escapen los menos y  mantener en la pobreza a los mas bajo el ridículo paraguas de la igualdad bien redistribuida “Eso si“.

Todo en beneficio de la comunidad, de la sociedad, del colectivo nacional o social en definitiva donde el clavo que sobresale… Martillazo que lo iguala a los demás clavos. Eso si, “todos iguales” que así estamos mas guapos.

Embaucadores endebles

Embaucadores endebles.

Buena parte del poder se construye con un discurso aceptablemente consistente y con ciertos argumentos sólidos que puedan sostenerse.

Sin embargo, de tanto en tanto, quienes ejercen la función de conducir una comunidad, se meten solos en un callejón sin salida. En esas circunstancias, deben enfrentar el dilema de continuar en ese rumbo con coherencia y pagar ciertos costos políticos o hacer excepciones a la regla, apelando a la mentira como atajo para luego seguir su sendero. Cuando esas excepciones se convierten en rutina y se falta el respeto a la verdad, ya es muy difícil emprender el camino de regreso.

En ese esquema, los poderosos están convencidos de que pueden hacer que la sociedad crea casi cualquier cosa que ellos decidan poner sobre la mesa como razonamiento. Pero, de tanto usar ese recurso, se han entusiasmado con el supuesto éxito coyuntural de sus permanentes intentos. Ellos sienten que no importa lo que digan, de todos modos la sociedad tiende a creerles. Sigue leyendo

El gobierno no es la solución a nuestros problemas, el gobierno es el problema

Solo hizo efectivas sus palabras a medias tintas, pero lo cierto es que la sociedad Americana mejoró notablemente en su economía.

Solo hizo efectivas sus palabras a medias tintas, pero lo cierto es que la sociedad Americana mejoró notablemente en su economía.

Diez minutos después de ser elegido presidente, Ronald Reagan declaró: “El gobierno no es la solución a nuestro problema, el gobierno *es* el problema”.

Solo hizo efectivas sus palabras a medias tintas, pero lo cierto es que la sociedad Americana mejoró notablemente. No sabemos (Aunque lo supongamos) que habría pasado en el caso de aplicar su dichosa frase plenamente.
No pasó un mes desde que Rajoy ganó las elecciones en las que se hartó de prometer lo mucho que iba a recortar el intervencionismo del estado vía impuestos, en que aumentó notablemente su capacidad expoliadora.
Así mismo, Aznar varios años antes no tuvo las agallas de arrasar con la compra de votos impuesta por los socialistas en las regiones mas deprimidas económicamente con la consecuencia de que muchos años después siguen siendolo.

Lo que los bancos centrales no quieren que usted sepa

 

Lo que los bancos centrales no quieren que usted sepa

Send to friendPrinter-friendly version

por Charles Philbrook

Charles Philbrook es Director de Estudios Económicos, Datum Internacional, S.A.

A principios de junio, el proyecto de ley HR 1207 del congresista republicano por Texas Ron Paul, por el cual se busca auditar los libros contables de la Reserva Federal, logró reunir las firmas de otros 218 congresistas (“co-patrocinadores”), que como mínimo se requiere para que el mismo pueda ser debatido y sometido a votación ante el Pleno del Congreso. ¿Informó de esto el Wall Street Journal, el Financial Times, El País o el insalvablemente radicalizado Le Monde? ¿Están al tanto de que este proyecto, de pasar, en ambas cámaras, puede cambiar el curso de la historia económica de los EE.UU. y, por extensión, del mundo?

Sigue leyendo