ESTADOS UNIDOS: Lobbys reparten dinero a manos llenas

Por Abid Aslam

WASHINGTON, 10 abr (IPS) – El viejo chiste según el cual Estados Unidos tiene la mejor democracia que el dinero puede comprar se confirmó dramáticamente este jueves, cuando una organización no gubernamental informó sobre la influencia del poder económico en la política de este país.

Por cada día que el Congreso legislativo estuvo en sesión el año pasado, los cabilderos gastaron, en promedio, 17 millones de dólares para ganar el favor de legisladores y otros funcionarios, sostuvo el Centro para una Política Sensible (Center for Responsive Politics, CRP). 

Empresas, sindicatos, gobiernos extranjeros y otros grupos de presión (”lobbies”, en inglés) invirtieron el año pasado la suma sin precedentes de 2.790 millones de dólares –7,7 por ciento más que en 2006– para influir sobre las decisiones políticas. 

“Cuando nuestra economía está al borde de la recesión, la industria del ‘lobby’ se encuentra en expansión”, dijo la directora ejecutiva del CRP, Sheila Krumholz. 

“Los grupos de presión son resistentes a la recesión. En algunos aspectos, incluso, buscan más (favores) del gobierno cuando la economía se desacelera”, agregó. 

Pero es difícil “cuantificar cuánto obtienen los cabilderos como retorno de sus inversiones. Generalmente, el dinero gastado es relativamente poco comparado con las ganancias que sus clientes obtienen”, señaló el portavoz del CRP, Massie Ritsch. 

En el caso de los contratos gubernamentales, “los retornos son astronómicos. Se ganan licitaciones por valores multimillonarios a cambio de unos 100.000 dólares invertidos en el ‘lobby’”, agregó. 

El sector de la salud fue el que más dinero dedicó en 2007: 444,7 millones de dólares, señaló el CRP. 

Las instituciones financieras, de seguros e inmobiliarias se ubicaron en segundo lugar, con un desembolso de 418,7 millones de dólares, mientras que los laboratorios medicinales pagaron a los cabilderos 227 millones de dólares. 

El CRP destacó que la industria farmacéutica invirtió en este concepto 1.300 millones de dólares en la última década, lo cual la coloca al tope de la estadística. 

Las empresas de seguros, en 2007, gastaron 138 millones de dólares, seguidas por las compañías de electricidad (112,7 millones) y las de computación e Internet (110,6 millones). El sector bursátil y la banca de inversión repartieron 87,3 millones, 40 por ciento más que en 2006. 

Entre las empresas u organizaciones individuales, la Cámara de Comercio de Estados Unidos figura al tope de la lista. Aunque la suma de dinero dedicado al cabildeo cayó 27 por ciento en 2007, tras alcanzar un récord en 2006, la organización y sus entidades miembro gastaron 52,8 millones de dólares, según el estudio. 

Entre las 20 empresas más generosas figuran General Electric (23,6 millones de dólares), General Motors, el gigante petrolero Exxon Mobil, AT&T y las fabricantes de armas Northrop Grumman y Lockheed Martin. 

El estudio del CRP señaló que el aumento del gasto en cabildeo durante 2007 está en línea con el incremento que ha venido registrando desde fines de los años 90, en torno a ocho por ciento anual. 

Entre las organizaciones que se dedican al cabildeo, Patton Boggs fue la que obtuvo mayores ganancias por quinto año consecutivo: 41,9 millones de dólares, 20 por ciento más que en 2006. 

Entre sus clientes más redituables figuran corredores de bolsa, productores de alimentos para mascotas y laboratorios como Bristol-Myers Squibb y Roche. (FIN/2008)

http://ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=88058

 

Competencia ve indicios de pacto de precios entre Repsol, BP y Cepsa

Repsol, BP y Cepsa podrían haber pactado sus precios, según ha anunciado hoy la Comisión Nacional de Competencia (CNC). El organismo ha asegurado que ve indicios de concertación en el expediente que tramita contra las tres petroleras sobre supuestas prácticas que impiden descensos de los precios de los carburantes.

 

La investigación contra Repsol, BP y Cepsa comenzó este verano, cuando consejo del organismo dependiente del Ministerio de Economía y que preside Luis Berenguer acordó admitir a trámite un expediente contra las operadoras por posible concertación de precios, tras recibir un informe incoado de oficio por su Dirección de Investigación.

“La conducta objeto de este expediente es susceptible de ser calificada como una práctica contraria al artículo 1 de la Ley de Defensa de la Competencia y al artículo 81 del Tratado de la Comisión Europea”, según acordó el consejo del CNC el pasado mes de diciembre.

Así consta en el acuerdo emitido el pasado 27 de enero por el consejo de Competencia, por el que admite a la patronal del transporte por carretera Fenadismer como parte interesada de este proceso.

Vulneran la Ley de Defensa de la Competencia

En el acuerdo dictado en enero sobre Fenadismer se indica que cuando el consejo de la CNC admitió a trámite el expediente, consideró que no sólo cabía una imputación por vulnerar la ley de Defensa de la Competencia española, sino también la comunitaria, “dados los antecedentes en diversos expedientes seguidos tanto por la autoridad de competencia nacional como por la Comisión Europea”.

El artículo 1 de la Ley de Defensa de la Competencia “prohíbe todo acuerdo, decisión o recomendación colectiva, o práctica concertada o conscientemente paralela, que tenga por objeto, produzca o pueda producir el efecto de impedir o falsear la competencia en todo o parte del mercado nacional”.

Asimismo, el artículo 81 del Tratado de la CE reza que “serán incompatibles con el mercado común y quedarán prohibidos todos los acuerdos entre empresas, las decisiones de asociaciones de empresas y las prácticas concertadas que puedan afectar al comercio entre los Estados miembros y que tengan por objeto o efecto impedir, restringir o falsear el juego de la competencia dentro del mercado común”.

Acusación de Fenadismer

En cuanto a la admisión de la personación de Fenadismer, en su acuerdo, la CNC considera acreditadas las condiciones establecidas por Ley para considerar la parte personada en el expediente contra las petroleras a la patronal de camioneros, que en junio de 2008 llevaron a cabo un paro de varias jornadas.

Fenadismer argumentó ante Competencia que agrupa a 32.000 empresas de transporte por carretera, en su mayoría autónomas, para las que la práctica que se imputa a las petroleras “supone un notable incremento de los costes de explotación”. “El nivel de precios en los carburantes que utilizan en su actividad empresaria sería, como consecuencia de la posible concertación de precios, muy superior al que cabría esperar en un entorno de competencia”, apunta el texto.

Tras conocerse la decisión de Competencia, la patronal consideró “imprescindible” que las autoridades competentes actúen contra las petrolerasy apliquen las sanciones que correspondan “por el grave perjuicio que están ocasionando al conjunto de la economía española y en particular a las empresas transportistas, que se ve agravado por la crítica situación económica”.

http://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/1018602/02/09/Competencia-ve-indicios-de-pacto-de-precios-entre-Repsol-BP-y-Cepsa.html